Vivimos tiempos de cambio. En un intento de adaptación a una nueva situación social, cultural, económica y de consciencia, la sociedad occidental ha ido atravesando en los últimos años una serie de etapas, tratando de encontrar respuestas a un nuevo modelo de salud, en el que la medicina convencional pone su valiosa parte científico-técnica, aunque a veces no encuentra la manera de completar una adecuada atención a la necesidad de un cuidado holístico del ser humano. Entre ellas podemos reconocer la evolución de las así llamadas Medicinas Alternativas, luego Medicinas Complementarias y en la actualidad un vasto campo de conocimiento y asistencia clínica denominado Medicina Integrativa.

El mundo de la salud constituye un elemento significativo que refleja la continua evolución de un modelo sanitario al que aboca la actual situación social, económica y de conciencia de la población.

Convencidos de la idoneidad del momento, aceptamos el reto de dar una respuesta eficaz a la búsqueda de tantas personas de nuestra sociedad que solicitan un modelo diferente de asistencia y cuidado de la salud.

Consideramos como bases de este modelo un enfoque cuerpo/mente, que junto al conocimiento y la profesionalidad, incluya los principios de corresponsabilidad del paciente/cliente en la gestión de su propia salud, el trabajo con terapias naturales y humanísticas y la atención a la prevención, dentro de un concepto de salud ampliado, que incluya los aspectos físicos, emocionales, mentales y espirituales del ser humano.

En los últimos años, el término medicina integrativa ha ganado aceptación en el ámbito académico. El Consorcio de Centros Académicos de Salud para la Medicina Integrativa (Consortium of Academic Health Centers for Integrative Medicine) lo define como “la práctica de la medicina que reafirma la importancia de la relación entre el profesional y el paciente, considera a la persona en su totalidad, se informa por evidencia y hace uso de los abordajes terapéuticos apropiados, los profesionales de la salud, y las disciplinas para lograr una óptima salud y curación.